Etiquetas

, , , , , ,

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquella mañana nos levantamos muy temprano y salimos de Gijón con cerca de 800 Km por delante, muy satisfechos tras una intensa semana de trabajo en el Festival de Música Antigua. Esa misma tarde teníamos concierto en el Claustro de la Basílica de la Virgen de la Peña en Graus (Huesca).

Hay lugares especiales en los que tocar, pero este es sin duda uno de los que recordaremos por mucho tiempo. El espacio es sobrecogedor, las vistas a nuestra espalda impresionantes, y frente a nosotros se abría la cresta rocosa que abriga la Basílica. José Maria Puig es un fotógrafo de Monzón muy aficionado a la música, que con una simple cámara de bolsillo nos hizo estas estupendas fotografías. Sin duda describen a la perfección la sensación del espacio, el ambiente y la luz cambiante y esquiva durante nuestro concierto. Hace unas semanas nos las envió y acto seguido le pedimos permiso para incluirlas en este blog y en nuestra web (aprovechando la actualización de la sección de galerías fotográficas que acabamos de llevar a cabo).

El Festival de la Ribagorza es una iniciativa en la que desde hace 16 años colaboran diferentes instituciones. Ofrecen numerosos conciertos en lugares emblemáticos potenciando la oferta cultural y turística de las localidades que los acogen.

Podéis leer la impresión acerca de nuestro concierto recogida en la web del festival aquí.

En definitiva, la actuación del septeto fue impecable en todos los sentidos. La expresividad que emanaba de todos los componentes se multiplicaba en su efecto conjunto, viviéndose momentos de gran emoción. Al mismo tiempo, en los movimientos rápidos, el virtuosismo paseaba de unos a otros en un diálogo claro y preciso que enfatizaba el gran trabajo de conjunto dirigido por Silvia Márquez. Los tempos, perfectamente adecuados al espíritu de la época, y la transición de los matices conforme al estilo completaron un concierto memorable para los que tuvimos la fortuna de vivirlo en directo